Transmedia Shakespeare o Shakespeare reloaded

La poesía no está hecha para leerse en silencio, siglos atrás, antes de la aparición de la imprenta, el libro era un objeto de lujo, la única manera de conseguirlo era mediante copistas profesionales que no cualquiera podía pagar. La lectura solía ser colectiva, luego con la globalización del libro, en el formato tradicional de papel, la lectura se volvió cada vez más una actividad introspectiva. Y aunque siempre han existido las actividades en las cuales se realizan lecturas en voz alta, colectivas o presentaciones; resulta refrescante asistir a un evento poético que además reúne disciplinas tecnológicas que dialogan directamente con la poesía.

El pasado 25 de octubre Transmedia Shakespeare se presentó en la Sala de Cine de la Universidad del Claustro de Sor Juana y, aunque tuvo otras sedes, sólo en este recinto se alentó la participación del público al abrir el micrófono para preguntas y respuestas.

shakespeare1

Desde que se apagaron las luces, el nutrido público se percató de que no presenciaría una lectura convencional de poesía. En la pantalla aparecieron imágenes y el sistema de sonido emitió música; dos atriles vacíos frente al público anunciaban que el espectáculo aún no comenzaba del todo. Luego de unos momentos la poeta inglesa Karen McCarthy Woolf y Fernando Flores se aproximaron al escenario y se acomodaron detrás de los atriles. Poco después iniciaron la lectura de sus respectivos poemas: las palabras, la música y las imágenes se conjugaron de manera armónica. Karen leyó en su lengua natal, inglés, y Flores en español. El efecto hipnótico del evento no se perdió cuando minutos después llegó el turno de lectura a Rocío Cerón y Daljit Nagra.

La poeta Rocío Cerón, profesora de la Universidad del Claustro de Sor Juana, con amplia experiencia en el performance y en la acción poética, es una de las organizadoras de este proyecto interdisciplinario. El objetivo, enmarcado en el 400 aniversario luctuoso de William Shakespeare, fue retomar los sonetos 46, 66, 69 y 148 del dramaturgo y poeta para crear una obra nueva con los recursos estilísticos y líricos propios de cada uno de los poetas invitados. Pero el proyecto no se quedó ahí, además, Abraham Chavelas de Acapulco participó con arte sonoro, Rubén Gil de Hidalgo participó con video y Nuri R. Melgarejo participó con la creación de gifs poéticos. Es importante resaltar la colaboración de Enclave, EBL-Cielo Abierto Ediciones y el Bristish Council para aterrizar este ambicioso proyecto.

Los poetas que participaron en la Universidad del Claustro de Sor Juana resaltaron el carácter universal de William Shakespeare, cuyos temas, siguen siendo tópicos esenciales de la humanidad: el amor, la vergüenza, la obsesión, la reputación. El acercamiento a un autor clásico universal fue desde la cotidianidad y el contexto presente.

Los estudiantes del Claustro se volcaron con preguntas que tuvieron que ver no sólo con las temáticas de los sonetos, sino con la propuesta multimedia que, en efecto, creó una atmósfera propicia para que los asistentes se dejaran llevar por el ritmo y cadencia de las lecturas, así como por las imágenes y ritmos que acompañaban los poemas.

Por desgracia, Transmedia Shakespeare ha finalizado sus presentaciones en vivo; por fortuna, en su sitio: ˂http://www.transmediashakespeare.com/˃ es posible leer los sonetos originales, las recreaciones hechas por Daljit Nagra, Karen McCarthy Woolf, Jack Little, por el lado inglés; así como Gaspar Orozco, Rocío Cerón y Rodrigo Castillo, por el lado mexicano. Además todas las recreaciones poéticas están traducidas al inglés o al español por Tanya Huntington; que sin duda enriquecen este lúdico experimento. El proyecto multimedia incluye: piezas sonoras, videopoemas, gifs poéticos y postales poéticas.

Si Shakespeare estuviera vivo seguro estaría feliz de la vigencia de sus sonetos y más aún de sus múltiples interpretaciones, apropiaciones y reconstrucciones.