Exposición: “Memoria devastada”

detalles:

  • Fecha:

 memoriadevastada

 

 

 

CELDA CONTEMPORÁNEA / formato 2
Exposición: “Memoria devastada”
Del 8 de marzo al 22 de abril, 2017
Artistas: Cecilia Hurtado & Miriam Salado
Curaduría: Irving Domínguez / Berta Kolteniuk

La Celda Contemporánea continúa con el ciclo de exposiciones en formato 2, en donde pone a dialogar a dos artistas de distintas generaciones. En esta ocasión presenta la obra de Cecilia Hurtado, (Guad. Jalisco) y Miriam Salado, (Hermosillo Sonora) con propuestas realizadas en distintos medios, bajo la curaduría de Irving Domínguez y Berta Kolteniuk. La muestra consta de video, fotografía, instalación y dibujo, propuestas intrincadas bajo un mismo espíritu: la devastación, tanto física, del medio ambiente, como humana, de la sociedad, en un sentido amplio del término.

SALA 1

En la Sala 1, Cecilia Hurtado recupera imágenes mediante la apropiación, en algunas ocasiones de situaciones de guerra y las somete a un proceso de análisis. Al reproducir una imagen ya existente integra una nueva capa de sentido y dinamiza los significados previos que la invistieron. El resultado de su proceso tiene consecuencias poéticas algunas veces, en otras ocasiones se trata de una reflexión sobre la trama histórica en la cual se produjeron y utilizaron esas imágenes. El Test Szondi es el mejor ejemplo de este último procedimiento.

SALA 2

Por su parte, Miriam Salado extrae índices de la actividad en el desierto, elabora síntesis de ciertas experiencias que ocurren en su paisaje y las presenta en el espacio expositivo como intervenciones escultóricas. Los dibujos complementan estas operaciones al destacar y magnificar lo que se considera un desecho, un mero accidente del paisaje. La recuperación de los huesos va más allá de su integración simbólica, señala el impacto constante de la vida humana sobre las especies que habitan el ecosistema del desierto de Sonora.

Al reunir las obras elegidas se produce un nuevo texto, se propone una nueva lectura. Según el curador Irving Domínguez, el trabajo de ambas artistas sugiere un desastre, una suerte de recuperación de restos después de una batalla: por un lado imágenes ligadas a la violencia y la quema de imágenes históricas, para producir una obra de arte con soporte en el video, y por el otro, colecciones de fragmentos, restos abandonados cuya acumulación señala cuerpos en movimiento, cuerpos que han muerto y materiales arrancados de la naturaleza que son explotados como materia prima para otras actividades.

Cecilia Hurtado, Ciudad de México, 1973. Estudió fotografía en la Escuela Superior de Fotografía Grisart, Barcelona, España, 1998-2000, en los Talleres Creativos del Centro de la Imagen, CDMX, 1995-98, y en el Instituto Cultural Cabañas en Guad. Jalisco, 1990-92. Ha realizado más de 20 exposiciones colectivas y 10 individuales, en México, Estados Unidos, España, Inglaterra, Italia y Filipinas. Destacan de manera individual: La Sombra del fantasma en el Ex. Convento del Carmen, Guadalajara, Jal., y Galería Libertad en Querétaro, Qro., 2016. Coleccionista de secretos, Museo-Taller Clemente Orozco, Guadalajara, Jal., 2011. Desvanecer lo lejano, Museo de Arte de Zapopan, Guadalajara, Jal. y Alianza Francesa en CDMX, 2009. Exposición 1840-2040, Instituto Cultural Cabañas, Guadalajara, Jal., 2003 y Memoria del olvido, Galería Arte i Recerca 491, Barcelona, España, 2001. Colectivamente ha participado en: The Cass, Metropolitan University of London, Family Dom, Studio Marangoni, Florencia, Italia, y en el Proyecto Memoria, laboratorio procesual, Estudio 71, Arte Contemporáneo, Sinagoga Histórica, CDMX, 2014. The Fourth Annual Zine and Self-Published, The Camera Club of New York, Photo Book Fair. NY, EUA, 2013. Conectados, Ayala Museum, Manila, Filipinas, 2012. II Feria Internacional de Libros de Artista, Centro de la Imagen, CDMX, 2011. Dentro de sus premios y reconocimientos, se encuentran: Miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte, FONCA, CONACULTA, 2012-2015; Programa Proyecta-Producción 2016, y Programa de Estímulo a la Creación y al Desarrollo Artístico de Jalisco, 2009-2010; Creadores con Trayectoria, 2007-08, y Programa de Fomento y Coinversiones Culturales, Jóvenes Creadores, FONCA, CONACULTA, 2005-06. También recibió distinciones en Premio Omnilife, Salón de Octubre 1998, Guadalajara, Jal., Premios Rei Jaume Artes Plásticas 2007, Mallorca, España; Sexta Bienal de Fotografía, Universidad Ibero Puebla de los Ángeles y Concurso Internacional de Fotografía y Estampa Digital FINI.

El hilo conductor de los diversos usos del lenguaje fotográfico que utiliza en su obra, es una búsqueda constante en la relación de la imagen y el interés por entender el tiempo, la pérdida y la ausencia, la identidad y la memoria; en conjunto con el juego estético de las relaciones ocultas que existen entre una obra y el espectador. Emma Cecilia García Krinsky

Miriam Salado, Hermosillo, Sonora, 1987. Cursó estudios de Artes Plásticas en la Universidad de Sonora y en la Escuela Nacional de Artes Plásticas ENAP-UNAM, México D.F. Formó parte del Programa de Arte: Estrategias y procesos de producción en el arte contemporáneo. Cuenta con dos exposiciones individuales en Hermosillo, Sonora; Detritos. Vestigios de la arena, en Museo de Arte de Sonora 2016 y El Cártel de los Pesados en el Instituto Sonorense de Cultura 2013. Colectivamente ha expuesto en la Ciudad de México, Puebla, Guanajuato, Monterrey, Tijuana, San Luis Potosí, Sinaloa y Sonora. Obtuvo el premio de adquisición en el Concurso Estatal de Fotografía 2015 y en la 8ª. Bienal de Artes Visuales de Sonora 2012. Mención honorífica en la 13ª. Bienal de Artes Visuales del Noroeste en Culiacán Sinaloa 2011. Becaria del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes de Sonora FECAS 2012-2013 y Fondo Nacional para la Cultura y las Artes FONCA 2013-2014. Actualmente vive y trabaja en Hermosillo, Sonora.

Desde el 2015 comenzó con una serie de búsquedas en las cuales su principal interés consistió en indagar sobre las actividades del hombre en la naturaleza, realizando una especie de ejercicio arqueológico de rastros de vida en el desierto. Esto la llevó a trabajar con diversos materiales encontrados, como huesos, madera Palo Fierro y tierra, para la realización de su obra. Todos, elementos relacionados con el territorio de Sonora, su lugar de origen. Con clima seco, escasez de agua y sobre explotación de los recursos. Estos, se convertirían en los temas evocados en sus instalaciones y dibujos, de diversos materiales y formatos.