SLOW FOOD: Movimiento eco gastronómico para una revolución alimentaria ¿Puede la comida lenta cambiar a un mundo acelerado?

Por Sabina Sánchez León.
Gastrónoma.
 

En un mundo donde todo es prisa y el tiempo es más escaso, ¿dónde hemos dejado a la comida? ¿en una cajita feliz?
 
No es novedad saber que la denominada comida rápida ha engullido a una sociedad hambrienta dejando a su paso serias consecuencias a la salud, en el detrimento del medioambiente, en la pérdida de las tradiciones, productos y prácticas locales culinarias, así como en el empobrecimiento de la economía y de la cultura de comunidades y naciones enteras. Aún así, persisten argumentos como "No hay tiempo para cocinar" (a menos que te dediques a ello), "no hay tiempo para comer bien, menos aún para saber qué es lo que como y de dónde proviene", "¿a quién le interesa eso? siempre y cuando haya algo para matar el gusano del hambre, sepa rico y sea barato". Soluciones instantáneas para problemas cotidianos, pero ¿es en realidad la comida rápida la única respuesta a las necesidades actuales? Sin duda es la predominante en el mercado, lo que lleva a ¿cuál es el verdadero costo que pagamos por esos alimentos "accesibles y baratos"?, ¿de veras es más barato?
 
Cuando se habla de comida rápida se piensa instantánea y únicamente en marcas de hamburguesas, pizzas y demás comida chatarra, pero en realidad este tipo indiscriminado de consumo es mucho más amplio e involucra varios productos y factores. No sólo hay prisa para comer, también lo hay para producir y vender. Es cierto, la demanda de alimento es muy grande, pero más aún lo es la industria alimentaria ficticia: quesos que son más plástico que lácteo, chocolates puros en grasa y no en cacao, verduras y cárnicos alterados La lista es muy larga y la alimentación pobrísima. Casi todo lo que encontramos en los supermercados o tiendas de autoservicio ha sido alterado (no siempre para bien) y además de manera engañosa. Si esto sólo fuera mera cuestión de gusto personal, de preferencia por ciertos sabores o características sensoriales, quizá no habría problema, al fin y al cabo para eso existe el libre albedrío alimentario. Sin embargo, la oferta industrializada es tan dominante que se vuelve un problema mayor: en realidad no somos tan libres a la hora de comprar y comer, debido a que es ella (la industria) la que regula y determina qué y cómo lo comemos, dejándonos muy pocas opciones y muchos daños.
 Basta con ver los índices alarmantes de obesidad y diabetes en los mexicanos emitidos por la Secretaría de Salud, o la dependencia alimentaria que vive nuestro país (el 80 por ciento de las semillas en el mundo son propiedad de cinco multinacionales); el abandono al campo y la creciente migración (caso Arturo Rivas, productor de manzana de Chihuahua que tuvo que malbaratar su fruto a causa de la competencia con la manzana americana que se prioriza en los supermercados); las miles de denuncias de crueldad animal en la producción actual de cárnicos y sus derivados. En fin, esta lista también es extensa y criminal, porque atenta directamente contra la calidad de vida de todos sin beneficiar, incluso, a nuestros bolsillos (si sumamos los efectos secundarios que conlleva el precio aparentemente más accesible de lo industrializado, resulta que el costo es bastante alto).

Pero no todo es responsabilidad de la industria, de hecho, buena parte es nuestra. En gran parte por contribuir con el consumo regular y continuo, en ocasiones desmedido, pero sobretodo por nuestra indiferencia. Si te gusta comer, entérate; si te gusta cocinar, piensa: ¿qué pasará el día que el campo se rinda y pierda toda su riqueza y variedad? La solución a este panorama no es fácil ni inmediata, pero tampoco imposible. La apuesta es recuperar nuestra comida lenta, tradicional, y volverla factible a nuestro actual ritmo de vida.

Cada vez somos menos los conformes y más los que deseamos encontrar y crear resultados positivos para nuestra cultura culinaria. Una prueba de ello es Slow Food. Fundada en Italia en 1989 por un grupo de gastrónomos encabezados por Carlo Petrini, esta asociación ecogastronómica sin ánimo de lucro cuenta hoy en día con más de 100.000 miembros en todo el mundo.

Slow Food es un movimiento internacional, con voz y acción también en México, que busca contrarrestar la fast food y la fast life, impedir la desaparición de las tradiciones gastronómicas locales, combatir la falta de interés general por la nutrición, por sus orígenes y sabores; generar consciencia de las consecuencias de nuestras opciones alimentarias. Todo ello a través de una filosofía y línea de acción clara y directa: queremos alimentos buenos, limpios y justos.


Slow Food no es, como algunos piensan, una asociación elitista que únicamente reúne a los amantes de la buena comida (chefs, restauranteros y gourmands). Representa una concepción mucho más amplia: es un frente social que gestiona propuestas/?proyectos reales a través de un enfoque de trabajo dividido en tres grandes rubros: a) la defensa de la biodiversidad (salvaguarda y procura la variedad de productos nativos, la defensa del campo y de una agricultura que no destruya el medio ambiente. Cuenta con una Fundación especial); b) la educación alimentaria en todos los sectores y niveles (en lo profesional cuenta con la Universidad de Ciencias Gastronómicas) y c) la construcción de redes que relacionen a productores con co-productores locales.
 
Hoy Slow Food te invita a incorporarte a esta misión que nos compromete a todos. Si quieres conocer más de Slow Food ingresa a: http://www.slowfood.com o puedes seguirlos en su perfil de Facebook.
 
 



Cítanos.

Sánchez León, Sabina, "SLOW FOOD: Movimiento eco gastronómico para una revolución alimentaria
¿Puede la comida lenta cambiar a un mundo acelerado?", Claustronomía. Revista gastronómica digital, Universidad del Claustro de Sor Juana, México, D.F., 2014, <www.claustronomia.mx>.

Más investigaciones

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Prev Next
Breves anotaciones que debes saber sobre el Día de Muertos

Breves anotaciones que debes saber sobre el Día de Muertos

Por Tania Jardón Reyes.Gastrónoma. El Día de Muertos no es un culto a la muerte, es una celebración por el retorno de los antepasados. Esta fiesta no sólo refuerza los lazos de...

Investigación

LEER MÁS
La celebración del Día de Muertos en la Huasteca

La celebración del Día de Muertos en la Huasteca

Por Martín Trejo Mendoza.Gastrónomo. La estancia se llena del color de la flor de los cuatrocientos pétalos, por los pasillos se respira el aroma del copal, mientras que en la cocina...

Investigación

LEER MÁS
Alimento del espíritu: Hanal Pixán la fiesta maya de muertos

Alimento del espíritu: Hanal Pixán la fiesta maya de muertos

Por Martín Trejo Mendoza.Gastrónomo. Entre los vivos rondan los espíritus que una vez al año regresan para compartir tan sólo un instante. La inigualable fragancia del copal, el intensó color amarillo...

Investigación

LEER MÁS
De celebración agrícola a producto de la mercadotécnica: El Halloween

De celebración agrícola a producto de la mercadotécnica: El …

Por Tania Jardón Reyes.Gastrónoma. El Halloween se ha convertido en una de las fiestas más celebradas alrededor del mundo y también en una de las más polémicas. Al igual que la...

Investigación

LEER MÁS
10 platillos tradicionales de la comida callejera de la Ciudad de México

10 platillos tradicionales de la comida callejera de la Ciud…

Ximena García Vargas.Gastrónoma. Cualquier lugar es bueno para comer comida callejera. No importa la hora o el lugar, seguro te encuentras con un puesto, carro o bicicleta que te salve heroicamente...

Investigación

LEER MÁS
Chiles en nogada y rosca de reyes sin acitrón

Chiles en nogada y rosca de reyes sin acitrón

Por Miguel Ángel M. Vudoyra.Mtro. en Ciencias e Ingenieria.  El acitrón es un típico dulce mexicano. Su popularidad obedece al hecho que es consumido no solamente como dulce en sí (por...

Investigación

LEER MÁS
Nacionalismo culinario: la leyenda de los chiles en nogada

Nacionalismo culinario: la leyenda de los chiles en nogada

 Por Tania Jardón Reyes.Gastrónoma.   Existen diversas versiones sobre el origen de este platillo típico de las Fiestas Patrias. La más popular dice que este platillo fue inventado por las monjas agustinas...

Investigación

LEER MÁS
Tradiciones mexicanas: tamales en el día de la Candelaria

Tradiciones mexicanas: tamales en el día de la Candelaria

Por María Jurado y Aurora Yee Salas.Gastrónomas. La cultura y la alimentación tienen un estrecho vínculo, tanto que algunos platillos están asociados a determinadas celebraciones. Ejemplo de ello son los tamales...

Investigación

LEER MÁS
De chile, dulce y manteca: ¡Tamales!

De chile, dulce y manteca: ¡Tamales!

Por Enrique Alonso.Gastrónomo. Nuestra relación con el maíz y su fruto es ancestral, nutricia, ideológica y sagrada. Somos gente de maíz, no sólo porque en gran medida consumimos una dieta basada...

Investigación

LEER MÁS
Año Nuevo Chino, tradición cósmica en la mesa

Año Nuevo Chino, tradición cósmica en la mesa

Aurora Yee Salas.Gastrónoma.   Como varias festividades alrededor del mundo, el Año Nuevo Chino refleja la estrecha relación entre la cultura y la alimentación. Este festejo es el más grande de China. También llamado Año...

Investigación

LEER MÁS
Los océanos también son fuente de alimentos

Los océanos también son fuente de alimentos

Abraham Maldonado.Gastrónomo.   Los seres vivos formamos parte de una cadena alimenticia que nos permite subsistir. Obtenemos nuestros alimentos de las especies halladas en determinados ecosistemas creando así un equilibrio para subsistir...

Investigación

LEER MÁS
¿Crisis alimentaria sin movimientos sociales?

¿Crisis alimentaria sin movimientos sociales?

Hilda Irene Cota Guzmán, Rita Aline Arenas González, Karent García Arenas y Martín Trejo Mendoza.Gastrónomxs.   Las distintas crisis sociopolíticas sucedidas últimamente en nuestro país han hecho que la sociedad mexicana se...

Investigación

LEER MÁS
Pastel de reyes y baile de compadres. La epifanía del pasado

Pastel de reyes y baile de compadres. La epifanía del pasado

Por Patricia López Gutiérrez.Historiadora.   La costumbre de reunirse y pasar en familia los últimos minutos de los festejos decembrinos acompañados de un generoso trozo de rosca de reyes y una humeante...

Investigación

LEER MÁS
Más allá de la rosca de reyes: panes navideños

Más allá de la rosca de reyes: panes navideños

Por Tania Jardón Reyes. Gastrónoma. Artículo publicado originalmente en la revista Comensales. Para la humanidad, el pan representó un descubrimiento sin precedentes. Implicó el dominio total del fuego y el triunfo...

Investigación

LEER MÁS
Navidad en México a través de algunos de sus platillos

Navidad en México a través de algunos de sus platillos

Jimena Cúellar Júarez.Gastrónoma. La cultura mexicana y sus múltiples manifestaciones se expresan en tradiciones. Cuando uno tiene la oportunidad de vivir alguna de las festividades mexicanas en tierras mexicanas, se encuentra...

Investigación

LEER MÁS