Alacrán: bocado para aventureros

Fernando Ballesteros Garza.
Gastrónomo.

 

24 horas al día, siete días a la semana...meses, unos de 30, otros de 31, más de un centenar... ya se nos fue el año.

Más y más que se convierten en segundos, minutos y horas cuando ya nos hemos acostumbrado a vivir más de lo que nos dura nuestro par de botas. El tiempo no para, paramos nosotros. El día nos ve nacer, la noche nos ve morir. Nuestros rostros envejecen, ni siquiera nos percatamos de nuestro entorno.

Cuestiones tan vitales como la propia alimentación dejan de tomar importancia. Nos aferramos a ellas sin siquiera verlas, sin siquiera olerlas sin siquiera sentirlas; como si fuera una especie de obligación, en la que la labor de la zanahoria, del bistec o del platanito fuera alimentarnos y no de manera contraria.

¿Dónde quedó la necesidad, el esfuerzo? ¿Cuándo dejamos de llevarnos a la boca aquello que se recolectó, aquello que se cazó, aquello que se crió, que se cultivó?

Parece que pasan los años, el hombre envejece y el hombre olvida. Me pregunto cuántos de nosotros sabemos de dónde vienen lo que comemos. Muchos ni siquiera lo piensan, lo dan por hecho, están ahí para mí, a mi disposición. Esto no sucede así, detrás de cada bocado, hay muchas historias que contar.

Miércoles 15 de julio de 2015. Me encuentro en el mercado de San Juan -el “fashion”, el “nice” o el “muy acá”- buscando algún producto que llame mi atención, algún producto qué investigar, la región de la que proviene, los usos que tiene.

Entro al mercado y veo en la langosta un monstruo bastante peculiar. Rojo intenso, tenazas, patitas, un caparazón. Bastante atractiva, pero sigo caminando. Recorro los pasillos para encontrarme esta vez algo mucho más pequeño, del tamaño de una moneda.

El color ni siquiera es tan intenso como aquel monstruo marino. Pero por más pequeño que fuese me inspiraba un temor mayor este animal cuyo aguijón penetraba a través de mi vista inyectando su veneno. Se trataba de un alacrán.A este insecto lo traen de Durango, del mero desierto y en ocasiones también traen escorpiones.

En un taquito y vámonos. Tómelo del aguijón y sáquese la foto.

Me dijo el vendedor.

Pues venga, probé al alancrancito. Hasta el aguijón me comí.

Ya está cocido; se fríe y luego se saltea, no le va a hacer daño el veneno.

Añadió el comerciante.

En cuarenta y cinco pesos me salió el sustito.

Aunque el alacrán es símbolo del estado de Durango, indudablemente su consumo no es propio de la cultura popular. Sin embargo, juega un papel interesante en la alimentación exótica. Díganme ¿cuántos de ustedes han probado alacrán?

La curiosidad mantiene a este pequeño arácnido en boca de aquel aventurero. Tomemos como ejemplo al restaurante Raíces en la ciudad de Durango donde los clientes llegan sedientos de veneno y quién más que el taco de alacrán para curarles las ganas de probarlo.

Cruje sabrosito y tiene un sabor similar al de la carne de res, saladito pero sin dejarnos babeando. El consumo de alacrán es relativamente nuevo y exige cierto respeto. Vivo puede ser mortal y muerto... pues aún así, sigue causando miedo. Un temor que exprime hasta la última gota de adrenalina del comensal, aquella pulsión de muerte vuelve a este platillo un “hit” para aquel que ya se aburrió de las calabacitas rellenas. En ocasiones se prepara capeado, pero por lo general se sirve frito.

Son muchos los ingredientes que constituyen a la gastronomía mexicana. De nopalitos, aguacates y guayabas hasta gusanos, acociles y alacranes. Muchas veces los comemos sin siquiera saber de dónde vienen, formas alternativas de cocinarlos o cuándo son las estaciones óptimas para su consumo.

Esta conciencia de saber lo que comemos nos enriquece porque implica conocer nuestro país, sus climas, su fauna, su flora; la diversidad que nace en nuestras selvas, desiertos, ríos y mares, agricultura, pesca, ganadería, caza y recolección; así como la historia de vida de cada uno que se fundamenta en la historia colectiva. La alimentación forma parte de la identidad individual y nacional.


Para saber más.

Blanco, Uriel, “Tacos de alacrán, nuevo platillo en Durango”, Uno TV, disponible en http://www.unotv.com/noticias/estados/noroeste/tacos-de-alacran-nuevo-platillo-en-durango-593500/??utm_source=Uno-Tv&utm_medium=link&utm_campaign=Modulo-Lo-Ultimo


Cítanos.

Ballesteros Garza, Fernando, “Alacrán: bocado para aventureros”, Claustronomía. Revista gastronómica digital, Universidad del Claustro de Sor Juana, México, D.F., 2016, <www.claustronomía.mx>.

Más investigaciones

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Prev Next
5 pasos para ser un restaurante sustentable

5 pasos para ser un restaurante sustentable

Nancy Durán.Gastrónoma.   Hoy en día, los restaurantes están optando por procesos amigables con el medio ambiente. Arthur Potts Dawson en su TedTalk A vision for sustainable restaurants explica cómo ser un...

Investigación

LEER MÁS
Amor por la nutrición: Gisela Núñez Fritsche

Amor por la nutrición: Gisela Núñez Fritsche

Nancy Durán.Gastrónoma.   Gisela Núñez Fritsche es licenciada en Nutrición y tiene más de 30 años de experiencia. Hace menos de un año, en octubre de 2017, empezó a trabajar en el...

Investigación

LEER MÁS
Placeres muy dulces

Placeres muy dulces

Ximena García Vargas.Gastrónoma.    Y entonces los miras, quieres probarlos, pero la culpa te invade, sabes que con comer sólo uno no es suficiente, si bien dicen que poco dura el dulce...

Investigación

LEER MÁS
Desperdicio de alimentos antes de llegar a la mesa

Desperdicio de alimentos antes de llegar a la mesa

Nancy Durán.Gastrónoma.   Debemos dejar a un lado los criterios forma y tamaño para descartar alimentos. Este tipo de consideraciones sólo contribuyen a incrementar el desperdicio de comida, más cuando tenemos cifras...

Investigación

LEER MÁS
Confitería mexicana: dulce tentación

Confitería mexicana: dulce tentación

Jesús Guadalupe Martínez.Gastrónomo.   México se ha caracterizado por tener una gastronomía auténtica. Los procesos culturales por los actuales ha atravesado a lo largo de su historia, le ha permitido crear una perspectiva...

Investigación

LEER MÁS
¿Cómo catar una cerveza?

¿Cómo catar una cerveza?

Nancy Durán.Gastrónoma.   La cerveza obscura, clara y campechana, son bebidas amadas por la mayoría de las personas alrededor del mundo. Según Ricardo Muñoz Zurita en su diccionario gastronómico Larousse, la cerveza...

Investigación

LEER MÁS
El beber llama: la cerveza, estilos y variedades

El beber llama: la cerveza, estilos y variedades

Jesús Guadalupe Martínez.Gastrónomo.   Chela, cheve, caguama, birra, “unas frías” o como quieras llamarle. Su elaboración puede ser muy diversa, lo que permite adaptarse a cualquier paladar, desde los muy refinados hasta los...

Investigación

LEER MÁS
Tendencias de panadería en México y el mundo

Tendencias de panadería en México y el mundo

Jesús Guadalupe Martínez.Gastrónomo.   Al son de “Panadero con el pan, el panadero con el pan” en la película !Ay amor, cómo me has puesto! (1951) Tin Tán nos representa la vida de...

Investigación

LEER MÁS
Todo lo que debes saber sobre el aceite de oliva

Todo lo que debes saber sobre el aceite de oliva

Nancy Durán.Gastrónoma.   Respondemos cinco preguntas que todo amante de la gastronomía debe saber sobre uno de los ingredientes más antiguos y saludables de la humanidad: el aceite de oliva. ¿Qué es el...

Investigación

LEER MÁS
Chocolate: El regalo de los dioses en decadencia

Chocolate: El regalo de los dioses en decadencia

Jesús Guadalupe Martínez.Gastrónomo.   Probablemente se estén preguntando ¿Pero de qué habla este tipo, el chocolate mexicano es de gran calidad? Eso podría cuestionarse, sin embargo lo que no está en tela de...

Investigación

LEER MÁS
¿Cómo se vive México en el extranjero?

¿Cómo se vive México en el extranjero?

Regina González Juárez.Gastrónoma.   Me di a la tarea de buscar a personas que viven en el extranjero pero que son mexicanos; esto con el fin de saber cómo le hacen viviendo...

Investigación

LEER MÁS
Talento mexicano: Gabriela Ruíz

Talento mexicano: Gabriela Ruíz

Regina González Juárez. Gastrónoma.   Buenas tardes Gaby, muchas gracias por recibirme y otorgarme unos minutos de tu tiempo. Esta es una pequeña entrevista para la revista Claustronomía que es parte de la...

Investigación

LEER MÁS
El jitomate: una historia del odio al amor

El jitomate: una historia del odio al amor

Ximena García Vargas.Gastrónoma.   ¿A qué sabría una lasaña sin salsa pomodoro? ¿Un Bloody Caesar sin clamato? ¿Una pizza sin jitomate? El jitomate es tan común en nuestra vida diaria que pocas...

Investigación

LEER MÁS
La importancia de un buen servicio

La importancia de un buen servicio

Ximena García Vargas.Gastrónoma.    Hay momentos en la vida en la que uno va saliendo de un restaurante y le acompaña una extraña sensación de incomodidad, que nos pide a gritos no...

Investigación

LEER MÁS
Las especias, el enigma de Oriente

Las especias, el enigma de Oriente

Ximena García Vargas.Gastrónoma.    Cuando le piden a uno nombrar un producto de valor, generalmente nuestros pensamientos se desvían a cosas como el oro o los diamantes y es poco probable que...

Investigación

LEER MÁS